Caceria. parte 1

La noche acababa de caer sobre la Base-7, las estrellas adornaban el cielo de aquel desierto, los guardias prendía algunas cigarrillos, para aminorar aquel frió que se hacia presente y divertirse con las figuras que hacia el humo de los cigarros. El pacifico silencio de la noche se vio interrumpido por el fuerte sonido de un helicóptero descendiendo; este presentaba algunos impactos de disparos, y rasgaduras en su pintura negra mate, del helicóptero descendieron unos hombres con equipo militar, algunos con vendajes manchados de sangre, todos con cara de desaliento y cansancio, un equipo medico se acerco a ellos, en ese momento del helicóptero descendió un joven de piel morena,con uniforme Corvus, algo modificado y junto a el una especie de perro-lobo. Un sujeto con uniforme militar impecable salio del interior de la base y se dirigió hacia el helicóptero, mientras caminaba los hombres que habían descendió del helicóptero, se detenían para saludar militarmente al sujeto de uniforme militar, cuando llego hacia el joven de piel morena este le estrecho la mano.

-Agente Rivera, es un gusto que haya regresado vivo, me hubiera sentido mal si hubiera muerto, ahh como estas Fritz?

El perro-lobo le respondio con un ladrido amigable.

-Y usted Rivera,no me saludara?

Ese momento el equipo medico que previamente había atendido a los hombres de Rivera, se acercaron nuevamente al helicóptero, esta vez para descender 4 bolsas negras del tamaño de un hombre.

- Ya veo, bien le sugiero que vaya a tomar una ducha y a descansar un poco, usted y sus hombre lo hicieron muy bien, pero como ya sabe siempre hay un precio.

Antes de retirarse el hombre del uniforme impecable, le dio una palmada al Agente Rivera, y una galleta de perros a Fritz….

El silencio volvió a dominar en la Base-7.


Las gotas de agua, resbalaban por el cuerpo húmedo de Rivera mientras salia de la ducha, mientras se secaba con una toalla se acerco a su ropero, saco una camisa holgada y un pantalón de dormir. Ya estando recostado en su cama, miro hacia el techo, el techo blanco y vació, pensó -Una chica de calendario se vería bien ahí, sus ojos se empezaron a cerrar poco a poco.

Ya estando en los brazos de Morfeo, Rivera se encontró en un pasillo, poco iluminado y algo "viejo", por cada paso que daba un agudo quejido se hacia presente, de manera irrazonable Rivera sintió la necesidad de escapar de algo, cada vez que volteaba hacia atrás miraba como una llamarada lo perseguía, derepente el pasillo "termino" y en su lugar había un abismo, la llamarada seguía persiguiendo a Rivera, así que de manera inconsciente salto hacia el abismo…

Todo se torno oscuro.


Mientras habría lentamente sus ojos, una silueta oscuro se formo ante el.

-Hat?, que haces aquí?,que hora?

Hat a ver que Rivera reaccionaba, le acerco un vaso de agua que se encontraba en su repisa.

-Pense que estabas muriendo en tus sueños, y no me iba a perder la oportunidad de verlo.

- Así que eras tu la oscuridad de mi sueño al final?.

-En efecto mi querido amigo.

Una voz interrumpió la ligera conversación, para anunciar un mensaje.

!!SE SOLICITA, AL AGENTE RIVERA Y A LOS MIEMBROS DE SU EQUIPO, QUE SE ENCUENTREN EN CONDICIÓN DE COMBATIR, PRESENTARSE A LA SECCIÓN B, DE MANERA INMEDIATA!!

Hat al ver que su amigo se tenia que retirar, este desapareció. Rivera se apresuro a cambiarse, pensó -Que le pasa a estos idiotas?, apenas sobrevivimos a la ultima misión y ya nos quieren dirigir a otra. Rivera salio a toda prisa de su habitación…

En un nuevo día.


El enorme mapa mundial virtual se hacia notar en aquella sección, un montón de investigadores y operadores se movía de un lado a otro, algunos con fajos de papeles y otros con armas, nada fuera de lo normal. En medio de todo se encontraba de pie un hombre ya algo mayor (tal vez entre los 36 y 45), se encontraba revisando unos papeles, tranquilamente mientras tarareaba una canción, la enorme puerta principal se abrió y tras ella apareció un grupo de hombres armados, todos formaron un circulo alrededor del hombre mayor.

-Cinco minutos tarde, Agente Rivera y compañía- Dijo el hombre mayor.

Rivera se acerco mas hacia el hombre.

-Lo sentimos Zaragoza, pero es que apenas regresamos de la anterior misión, apenas si pudimos volver , y ya nos estan mandando a otra, eso no es justo- Replico Rivera.

Zaragoza lo miro con cierta indiferencia.

-La vida no es justa muchacho, pesaba que ya habías aprendido eso,pero bueno. Quieren saber sobre su próxima misión?.

Rivera y sus hombres intercambiaron un par de miradas entre ellos, antes de asentir con la cabeza casi simultáneamente todos.

-Bien, por favor miren al mapa.

En ese momento, en el gran mapa virtual, se mostró una localización, en la que había una pequeña choza cerca de Serbia.

-Esa pequeña construcción de ahí, es una tapadera de una gran construcción subterránea, perteneciente a la "Familia", se cree que la instalación opera para el trafico de drogas en los balcanes, en consecuencia interfiere con nuestros movimientos y de nuestros aliados en la zona, su misión es sencilla, eliminen este obstáculo y de ser posible recuperar muestras sobre las drogas que se fabrican y información que crean que sea relevante, entendido?

No hubo respuesta alguno de Rivera y de sus hombres.

-Bien su transporte sale en 10 min , prepárense… y suerte.

El cuervo voló


Rivera había intentado dormir durante el vuelo, pero cada vez que cerraba los ojos, veía aquella llamarada que lo perseguía.De repente sintió un brusco movimiento, el helicóptero empezó a moverse bruscamente .

-¿Que diablos pasa?- Grito Rivera mientras se acercaba al piloto.

-No lo se Señor, es una extraña turbulencia-Respondía el piloto con cierto tono de preocupación- Una vez sentí algo parecido, cuando pilotee cerca de un tornado, en ¡¡En Texas, Señor!!.

-¿Tornado?.

En ese momento apareció, una luz, que segó momentáneamente a Rivera y al Piloto.

-¿Eso fue una bengala?- Pregunto el copiloto

- Si, creo saber de quien se trata, desciende, pero no apaguen los motores, por si acaso- Respondió Rivera.

Mientras descendían, pudieron ver a través de la estela de humo, un pequeño grupo de hombres armados, que esperaban junto a sus vehículos.

-¿Son de la Familia?- pregunto un hombre de Rivera.

-No, algo mas detestable, la "Teal Division"- Dijo Rivera.

Luego del aterrizaje, Rivera fue el primero en descender, mientras del conjunto de hombres armados, se acerco un tipo. Al acercarse mas, Rivera pudo distinguir, que aquel tipo tenia La piel de algún tono azulado.

-Pense, que habían sido desmantelados- Dijo Rivera con cierto tono sarcástico.

-También es un gusto, volver a trabajar con usted Agente Rivera- Dijo el tipo azulado, mientras el y Rivera estrechaban sus manos.

-¿ Y como te trata la vida Azulito?.

-Bien, supongo no me puedo quejar.

-¿Y a que se debe su compañía?- pregunto Rivera.

-Lo de siempre, los Alfas no creen que tengan el nivel para completar la misión-Dijo el tipo azulado mientras mostraba una pequeña sonrisa.

-Mira quien lo dice… Bien, supongo que ya saben los detalles de la misión, ¿no?- Pregunto Rivera.

- Si.

-Bien pues en marcha- Hablo Rivera mientras se dirigía hacia su helicóptero.

- Bien, pero supongo que sera mas conveniente ir en esto- dijo el tipo azul, mientras señalaba a uno de los camiones, en los que se encontraban sus hombres.

Rivera inspecciono con la mirada aquel camion, que parecía haber sido sacado de un yonke y solamente exclamo- Hay dios-.

Hacia una llama


Todo el camino era una completa terraceria y junto al mal estado del camion, hicieron del viaje una verdadera tortura.Mientras oía a sus hombres quejarse, Rivera trataba de enfocarse en la misión y en trabajar de manera pacifica, con su homologo de la "TD", pero sobre todo en …..El camión empezó a detenerse, la hora habría llegado. Colina arriba se podría divisar aquella cabaña, su luz la hacia ver a cientos de Metros.

- Creo que hace falta algo de viento, ¿No, Azulito?- Dijo Rivera haciéndole una seña al tipo azul.

"Azulito" empezó a mover sus manos haciendo círculos y de repente se soltó un fuerte vendaval. Al sentir el fuerte aire Rivera dio la señal a sus hombres para activar su camuflaje, y dar inicio con la incursión.

-¿Que te parece, si te quedas aquí azulito?, por si necesitamos ayuda- Pregunto Rivera.

-Lo que tu digas.

Rivera y sus hombres empezaron ascender a través del inmenso pastizal, el viento los ayudaba a ocultar sus pasos asi como una perfecta distracción. Cuando rodearon la cabaña, un hombre salio de ella, al parecer quería ver que pasaba afuera, justo cuando iba a volver a entrar, Rivera lo tomo del cuello y hundió su cuchillo en su garganta, mientras aun su sangre barboteaba, Rivera lo dejo caer al suelo y lo arrastro hacia el pastizal. Cuando dejo el cuerpo, se dirigió con uno de sus hombres, cada uno a un lado de la puerta, haciéndole una señal, los dos aventaron dentro una granada cegadora, y tras la explosión , tanto Rivera como sus hombres abrieron fuego. cuando se ordeno el cese al fuego, de lo que al aparecer eran dos hombres jugando naipes, solo quedaron las cartas manchadas de sangre. Tomando aliento de aquella escena Rivera ordeno el cateo de la cabaña.

-Busquen cualquier cosa que sea util- Exclamo uno de los hombres de Rivera.

Mientras revisaban, cada centímetro de aquella polvorosa pero "elegante" cabaña, Rivera decidió tomar una breve descanso, sentándose sobre un pequeño baúl, mientras imaginaba donde podria encontrase aquel laboratorio.

-Señor, venga por favor- Grito desde un cuarto cercano uno de los muchachos.

A llegar Rivera a desde donde, el hombre de Rivera había llamado, Rivera noto un enorme agujero, donde antes había una cama.

-Señor, ¿Que hacemos?-pregunto otro que había ido al llamado de su compañero.

-Tu y Black, descenderán conmigo, que los demás se queden afuera y se reúnan con azulito, se como se pondrá esto.

-Entendido Señor-.

Pero cayo en la oscuridad


El olor a azufre, se hacia presente en ese pequeño agujero, mientras Rivera avanzaba por delante de sus hombres. A pesar de sus expectativas durante todo el camino no encontraron resistencia alguna, aun si los tres hombres se mantenian alerta.Caminaron durante algunos hasta encontra el "final" del camino.

-Señor aqui no hay nada-exclamo Black

Rivera no se inmuto por las de su compañero, si no que siguio avanzando, hasta "chocar" con la pared, pero termino atravezandola. Black y el otro hombre que acompañaban a Rivera se quedaron impresionados, y luego de unos segundos siguieron los pasos de su lider. Al atravesar la "Pared" Rivera y sus hombres se encontraron con un pequeño pero bien dotado laboratorio.

- ¿Que clase de droga elaboran aqui?- pregunto Black

- La clase de droga que haria que la CGO, te sentenciara a muerte- Respondio el otro hombre que acompañaba a Rivera.

-Supongo que si llevamos unas muestras, el CIF podra descibrarlas y asi poder venderla en bien de la IC, ¿no lo cree, jefe?- Pregunto Black dirigiendose hacia Rivera.

-Si, claro-.

Mientras seguian investigando, en aquel laboratorio recibieron una notificacion por radio.

-!!!Señor, nos atacan, ya acabado con el equipo de-.

-¿Que pasa?-pregunto Rivera.

-Se corto la comunicacion, señor- Exclamo Black.

-Bien, volvamos- dijo Rivera con determinacion mientras revisaba su municion.

Era el mismo Infierno

--
Mientras salian de aquel agujero, Rivera se dio cuanta que la cabana estaba muy silenciosa. No Habia rastro los hombres.

-¿Señor, usted cree que… ?-Pregunto Black

Rivera asintio con la cabeza, mientras preparaba su arma, sus hombes siguieron el ejemplo. Mientras se dirigian sigilosamente, hacia la puerta trasera, Black se dio cuenta de un pequeño charco de sangre.

-Prepar- Rivera se vio interrumpido, por la entrada de una granada de humo, que venia del exterior. mientras trataba de mantenerse estable, sintio el golpe de un arma en su sien, esto lo obligo a caer inconsiente al suelo.