Entrevista Agente OSI

ESTOS NO ES ARTICULO A CONSIDERAR, ESTE ARTICULO SERA RE UTILIZADO COMO PARTE DE UN RELATO MAYOR, GRACIAS POR LEER.

Empieza la entrevista.
El doctor asignado es Dimitri Lambda, la solicitud fue aceptada por el Dr.Yerko.
Hora y Fecha de inicio: 15:54:35 - 12/04/2017
Hora y fecha de termino: 16:16:16.

Dimitri Lambda ingresa a la cámara de contención armado con una pistola 9mm de uso personal, la autorización fue aceptada por el supervisor de la anomalía.
Una vez en el escritorio gira la silla posiciinandola de lado sentándose en ella y posicionando su brazo izquierdo en el respaldar de la silla.
Dr.D.L: Agente OSI, me presento soy Dimitri Lambda, pero creo que ya deberías saber de mí.
Agente OSI: Se exactamente quién eres, un jodido perro insurgente y otro hijo de [CENSURADO] de su mierda de Corvus, ¿crees que esa pistola te hace estar seguro? La respuesta es no, nada impedirá que te asesine hijo de [CENSURADO].
Dr.D.L: Hey ! Hey ! Deberías relajarte, simplemente dinos que quieres a cambio y nosotros daremos nuestros términos, no queremos joderte, queremos sacarte de este basural y darte un empleo con paga, vaya mierda llegar a un sitio y te llamen así, sin embargo comprendo tu situación y hablemos de esta mierda.
Agente OSI: Bien, te creeré por este momento jodido cabrón, quiero hablar con mi familia, quiero saber que están vivos, quiero saber que están bien
Dr.D.L: Vez que si hablábamos las cosas podemos llegar a un acuerdo sin estar chillando y volviéndose un enfermo, ¿no es que somos humanos? Bien te concedere una linea, tienes 5 mínutos…Más te conviene de no hablar de que está pasando aquí.
Agente OSI: No te preocupes ahora sé quién eres, nada impedirá lo que te dije.
Dr.D.L: Denle una linea segura a este hijo de [CENSURADO]. (Dimitri Lambda mira su reloj) fin de la entrevista.
La entrevista termino con éxito parcial, logramos mediar con el agente para a cambio tener contacto con su familia, no sabemos cuánto tiempo más dure está farsa.

Solicito la extirpación de los ojos del agente para su utilización en el proyecto Omega-II. -Dimitri Lambda.

Autorización concedida. -Comandante Administrador Ejecutivo de la base 7.


Relato, Acuerdo Suspicaz

Parte I, Dr. Dimitri Lambda.

El clima helado se encontraba a lo largo de toda la instalacion…en aquel lugar difícilmente podría saber si era por el clima o por el sistema de ventilación, de todas formas no importaba porque todos mis sentidos se desviaban hacia ese exquisito vapor caliente del café tostado. No importaba nada mas en aquel momento por lo que decidí disfrutar de ese pequeño instante acompañado de un cigarrillo.

Mientras prendía el cigarrillo y observaba a través de aquel vidrio-reflector a ese tipo…increíblemente no se había movido ni un centímetro durante los últimos 15 minutos y me preguntaba cuanto tiempo mas seguiría ahí.
La habitación en donde se encontraba estaba compuesta simplemente por un escritorio y dos sillas mientras la luz tenue alumbraba unicamente la mesa y una parte del sujeto encadenado a la silla. Y para finalizar el tétrico color blanco de la habitación daba el golpe de suerte, nadie absolutamente cuerdo podría pasar mas de 5 minutos ahí dentro, incluso para mi me resultaba incomodo entrar…todo gracias a el jodido proyecto "White torture"…no se a quien se le habrá ocurrido.

no dude ni un segundo y tome un sorbo de mi café, me acerque lentamente hacia el espejo y le susurre al técnico mi lado -Sube las luces de la sala lentamente…Luego apágala y préndelas al maximo.
Quería sacarlo de su rutina inamovible y mientras las luces cambiaba y la concentración se apoderaba de mi, buscaba un movimiento, solo uno…sin embargo el cabron permaneció inmóvil…sin mas remedio le di una bocanada a mi cigarrillo y me concentre durante un breve segundo hasta que logre observar como movía su ojo hacia su rabillo y miraba hacia el vidrio en donde estábamos, exhale el humo y dije con animo -¡BIEN! ¡empecemos !

Entro en la habitación lentamente y con calma, no hay apuro. Llego hasta el escritorio y me posiciono frente y lo miro fijamente sin embargo el tipo miraba hacia la nada misma con la vista perdida, me mantengo de pie y firme frente al escritorio y decido tomar un poco de café, sin una respuesta alguna intento toser haber si nota mi presencia…igualmente sigue inamovible. Creo que tendré que usar algo mas…como en casa.
Tomo la silla del respaldar y le doy una vuelta para que quede ladeada, a decir verdad el sonido de la silla sonó mas de lo normal pero fue suficiente para que el tipo diera un pequeño salto… esto se tornaba interesante.

-Discúlpame, no volverá a suceder.
-…

Lo única vida que demostró fue ese impulso involuntario, un jodido salto sin embargo necesitaría algo mas, apoyo mi brazo derecho en mi respaldar y prendo otro cigarrillo. Tomo la cajetilla y la dejo caer con la suficiente fuerza para que suene nuevamente, el agente esta vez dirigió su vista rápidamente hacia el sonido…al parecer el tipo estaba a atento y quizás algo nervioso, lo tendré en mente.

Me adelanto y prendo primero el cigarrillo. Finalmente en medio del total silencio y luego de un par de bocanadas le me dirijo amablemente
-Anda toma uno y relájate un rato, no vengo con malas intenciones. Traigo buenas noticias.
-…Bien…Creo que necesito uno…
-Yo te hago el favor (Le prendo el cigarrillo, manteniendo contacto visual, sin embargo Él no fue capaz de mantener contacto visual por mas de 5 segundos…un dato importante).

No había ganado mucho, sin embargo el cigarrillo serviría como una excelente puerta de entrada. Me pongo de pie y me empiezo a deambular por la habitación mientras le digo con un característico tono amable
-Bien, un amigo mío no muy cercano me indico que tendría una oportunidad única…una oportunidad que con calma y disposición nos ayudara a ambos, ¿entiendes? Si tu me ayudas y yo te doy lo que tu quieres.
-…
El tipo a pesar de hacer caso omiso pude observar a través del espejo reflector que me mantuvo la vista encima cada segundo como si quisiera partirme a golpes en ese mismo momento, no estaba cooperando y debía usar algo mas efectivo. Lo cual por suerte aun tenia, un as bajo la manga. Decido acércame aun mas y entrar en su zona de confort, me dirijo hacia su costado y pongo su mano en su sección lumbar como signo de confianza, finalmente doy un sorbo de mi café y se lo ofrezco
-Si quieres te lo doy, yo ya he tomado mucho. El café puedo ayudar a relajarte a pesar de su aparente efecto
El agente intento mover las cadenas sin embargo al descubrir cuanto estaba esposado simplemente hizo un sonido de resignación proveniente de su tráquea como si se frenara a hablar.
-A lo que voy, hice un par de llamadas y costaron un par de favores pero…me concedieron permiso para que hables con tu familia…pero primero lo primero. Prometo soltarte las cadenas, darte ese café y que compartamos un cigarrillo si a cambio prometes decir algo.
-…Bien…
Ya habían pasado mas de cinco minutos y no había hablado mas que tres palabras, debía probar algo mas conciso y las opciones se acababan.
Desato sus esposas y procedo a guardarlas, finalmente me vuelvo a sentar y comienza verdaderamente la entrevista.
-Me presento, soy Dimitri Lambda y supongo que ya sabrás quien soy.
-…Si eres de corvus…Vienes a intentar hacerme cooperar…
(Este tipo era mas inteligente de lo que pensé, quizás ya sabia hasta en donde vivía…)
-Si pero no…Claro que soy de corvus pero quiero que comprendas que las cosas que han pasado pueden cambiar si tu colaboras con nosotros te lo puedo asegurar personalmente, incluso yo me siento igual de nervioso que tu dentro de esta habitación (en ese momento retiro un par de cigarrillos y le cedo uno al agente).
-…primero…necesito saber si están vivos.
-Eso si te lo puedo asegurar.
-Mentira…¡MIENTES!
-Tranquilo, comprendo tu situación pero por favor recuerda tu lo que hablamos
-(El agente da un suspiro y se calma considerablemente) Necesito hablar con ellos antes de empezar a acordar términos.
Me encontraba en una situación muy particular, el tipo sabia jugar sus cartas…y yo las mías. Sin embargo debía recordar porque estaba aquí, no por misericordia…por deber.
-Hablaras con ellos pero hay un pequeña condición…
-¡No!…nada de condiciones, solo necesito hablar con ellos…
-Bien si es lo que tanto quieres lo tendrás pero solo recuerda no hablar de esto…
Voy por un móvil y marco el numero de la suerte…mientras marcaba el timbre se hacia cada vez mas largo e indefinido, todo dependía de que contestara…volvía a sonar el timbre y me preguntaba ¿abre llamado en un momento incorrecto?…finalmente el timbre deja de sonar y escucho una dulce voz femenina desde el otro lado de la línea, dice -¿Hola?.

Ver Anexo Llamada telefónica.

-Espero que la dulce charla te haya servido a despejar la mente…ahora, por favor recuerda que estoy dispuesto a ayudarte, a que logres hablar con tu familia cada mes, a que tengan y tengas una mejor condición de vida por tu servicio a corvus
-¿Como me aseguras que sera asi? no hay forma en que personas como tu puedan cumplir su palabra…ya lo he vivido y visto antes.
Mis últimos trucos ya no servían debía pensar en algo mas…debía actuar sin pensar.
-Mientras cooperes te aseguro que tu familia estará bien y que tendrás un par de comodidades como una habitación para ti solo…
-…No lose…Mientes…
-Debes comprender, que el mundo que conocías ya no existe…hay algo que tu aun no entiendes…hay personas que realmente te harán sufrir. Debes comprender, hasta que punto crees tu que todo esto ha sido en vano…hasta que punto ellos dependen de ti…
Como el dependía de ellos… de su familia, realmente me revolvía el estomago pensar en que como aquel hombre se mantenía aun cuerdo incluso ante todas estas adversidades. Me hacia sentir culpable en cierto sentido…pero me tocaba dejar la ultima ficha en el campo antes de que todo esto terminara.
-Se que han sido muchas noticias y que difícilmente me puedes creer pero te dejare mi tarjeta, si cambias de opinión, di en voz alta lo que dice y yo asistiré a cumplir mi palabra.
¿Que tenia de especial aquella tarjeta? la verdad es que casi nada, simplemente si se recitaba la palabra correcta se activaría el GPS y significaría que OSI esta dispuesto a cooperar…y el enunciado secreto "Corvus Ocultus".


Parte II, Agente OSI.

Nuevamente me encontraba esposado a en una la típica sala de interrogación…blanca como de costumbre, realmente no sabia el porque de esta ocasión pero para decir verdad aquella habitación oscura no demostraba mas que la verdadera naturaleza de estos cabrones burócratas…Debo concentrarme…sientos los datos, su energía pero no logro verlo del todo…como aquella luz tenue sobre mi.

A pesar del sentimiento de soledad que me ocasionaba las interminables sesiones en la habitación blanca, esta vez había algo distinto…lograba sentir un leve cosquilleo en mi cuerpo, sabia que significaba pero lo ignoraba. Aquellas ganas de enviar todo a la mierda, aquel usual temblor que se tornaba cada dia mayor…pero ese cosquilleo continuaba, esta vez era diferente…ya no se que creer, este lugar no me quedaba mas que ese cosquilleo y la esperanza de volver a verlos.

Finalmente siento un cosquilleo aun mayor seguido de un cambio en las luces…estas se encienden hasta mas no poder…primer fallo y primer descubrimiento. Mantenían control sobre cada operación en el interior de las instalaciones, incluso el sistema eléctrico. Durante los primeros 15 minutos de fallo serian ideales para fugarme, sin embargo los problemas surgirían cuando aquellos errores se notifiquen y ellos caigan sobre mi en menos de lo que podría sospechar…debía pensar como apagar las luces e irme a la fuga.

Para eso debía hacer tiempo, a pesar de no saber la hora pronto lo sabría…
Me concentro y vuelvo a sentir, como en los viejos tiempos…cuando los ojos no eran la única forma de ver. Luego de un par de intentos sin mayor resultado simplemente decido mirar hacia el verdadero origen del cosquilleo…

Simplemente logro observar mi triste reflejo en aquella palidezca habitación reflejada en aquel…¿cristal?…pero porque me reflejaba…Si, definitivamente. Ahí están.

Realmente fue asi, no pasaron mas de cinco minutos y la habitación se abrió, justo por aquella bien asegurada puerta (que por cierto funcionaba a base de credenciales) entra en un ostinado cabron algo desprolijo pero con la frente en alto y una sonrisa en su boca…Solo necesito tiempo, debo buscar algún agujero en su seguridad….apagar las luces y quitarle la credencial.

Perdido en un trance de informacion levemente puedo distinguir que este cabron esta frente a mi tociendo y bebiendo su café en su fallido intento para llamar mi atención…solo necesito tiempo y lo tendré.

Siento como un pequeño hormigeo se empieza a apoderar de cada centímetro de mi cuerpo… normalmente entraría en panico, sin embargo no había tiempo para volver atrás. Su poco obstinado sistema de seguridad caería fácilmente contra infalibles técnicas de hackeo, aunque el mayor problema seria infectar aquella computadora que almacenaba a cada cosa que pasaba dentro de esta habitación.

En ese instante de plena concentración siento un estruendo metalico que rechina con eco hacia mis oídos, mi cuerpo por un segundo pensó en saltar pero a cada segundo que pasaba buscando datos, mi cuerpo se adormecia aun mas… sin embargo aquel sonido fue suficientemente fuerte para que se interrumpiera mi consciencia y volviera a aquella estúpida habitación junto a un cabron que no sabe sentarse…¿que mas se podría pedir?

El peligro que ocasiona una interrupción de aquel tipo podrían fácilmente ocasionarme problemas mentales severos…pero no tan graves como los que sufria aquel tipo con su silla…finalmente se disculpo pero antes de intentar insultarlo simplemente tomo un breve instante para digerir la cantidad de datos inservibles que había obtenido luego de un pequeño viaje.

Una vez tranquilo, empiezo nuevamente a pensar en como entrar a aquella red, mas bien…como llegaría hacia aquel portátil…todo pensamiento fue completamente difuminado de mente luego de sentír aquel asqueroso pero reconfortante olor a tabaco quemado…cuando empiezo a tomar consciencia de la prolongada concentración que había sufrido, percibo peligro. Observo y analizo su origen…y nuevamente pienso "¿No había alguien mas calificado?" no importaba, el dolor de cabeza que me causaba navegar por una enorme red de datos me llevaba a pensar seriamente en pedirle uno cigarrillo. Pero recuerdo como cada miembro y ser humano que he visto últimamente lucha por una causa incorrecta de medios equivocados.

El me ofrece un cigarrillo con una falsa sonrisa en su cara…Algo para relajarme antes de volver entrar a la red, como un fantasma…el cree que coopero sin embargo un cigarrillo no demostraría que su verdadera naturaleza…primero debida ser puesto a prueba y eso me llevaría un buen tiempo…y esto ultimo podría conseguirlo si cooperaba, me costaba admitir la puta realidad pero debida hacerlo si quería mantenerme con vida. Sin embargo no impediría que siguiera siendo cauteloso…finalmente respondo con aun bastantes dudas en mis pensamientos

-…Creo que tomare uno…

Mientras prendia el cigarrillo el cabron me observaba sin parar, algo buscaba y lo sabia con exactitud…por esa misma razón debida evadir todo lo posible el contacto visual, como las verdaderas ventanas del alma enseñarían mi debilidad.

-Bien, un amigo mío no muy cercano me indico que tendría una oportunidad única(…).

Solo eran mentiras poco claras, ve rápido al grano o tendre que tomar medidas. El lo sabe muy bien a lo que se enfrenta. Y nuevamente estaba ahí dando vueltas por la habitación manteniendo la atención fija en mi…incluso cuando lo hacia, se que algo buscaba pero no se que ni como. Sin embargo el pensamiento y sentimiento de inseguridad aun continuaba y sabia muy bien el porque…personas como el no son de fiar.

El tipo se acerca y bebe su café, lleva su mano hacia mi espalda y dice

-Si quieres te lo doy, yo ya he tomado mucho. El café puedo ayudar a relajarte a pesar de su aparente efecto.

Razón por la que pensé… ¿Es una puta broma? ¡¿estoy esposado como quieres que lo tome?! Sin embargo a pesar de ese odio aun me resultaba extraño pensar que había sido la única persona que no buscaba torturarme o hacerme hablar a la fuerza luego de un largo tiempo… En ese preciso instante decidio continuar a lo que iba…al fin.

-A lo que voy, hice un par de llamadas y costaron un par de favores pero…me concedieron permiso para que hables con tu familia…pero primero lo primero. Prometo soltarte las cadenas, darte ese café y que compartamos un cigarrillo si a cambio prometes decir algo.

Este cabron sabia con exactitud lo que pasaría si me dejaba pensar por mucho tiempo. Todo sentimiento se desvanecio y tan solo conservaba mi plena consciencia en el mundo real…nuevamente. Debia actuar por alguien mas, lamentaba cada segundo en que ese cabron hablaba de mi familia sin embargo eran las mismas falsas ideas de siempre. No debía confiar pero debía hablar con el, necesitaba saber cuanto mas sabia sobre mi familia, necesitaba saber si estaban bien y debia hacer el tiempo suficiente, y asi que como si estuviera obligado hacia un pretexto que no comprendo respondi dubitativamente
-…Bien…

El tipo me desencadeno y se sento nuevamente frente a mi, esta vez tomo una postura un poco mas ergida y su tono de su voz se volvió drásticamente mas grave. Acto segido en que me dijo
-Me presento, soy Dimitri Lambda y supongo que ya sabrás quien soy.
Comencé a sentir un cosquilleo continuo desde el otro lado del cristal, eran buenas y malas noticias…
las malas es que la entrevista realmente acaba de comenzar y el que el video de esta entrevista se encontraba siendo transmitido hacia la computadora por lo que cuando terminara lo mas seguro es que harian una transcripción escrita…eran unos perezoso por lo que lo mas seguro era que lo imprimiera….esa seria mi única oportunidad

Debía concentrarme y hacer que esto terminara lo antes posible, respondo a su pregunta y lo dejo al tanto sobre mi conocimiento de esta entrevista
-…Si, eres de corvus…Vienes a intentar hacerme cooperar…

Dimitri levanto una ceja e hizo una mueca, te había descubierto y ambos sabíamos que sus trucos ya no servirían, seguido de eso toma aire y responde
-Si pero no…Claro que soy de corvus pero quiero que comprendas que las cosas que han pasado pueden cambiar si tu colaboras con nosotros te lo puedo asegurar personalmente, incluso yo me siento igual de nervioso que tu dentro de esta habitación.

Mientras demostraba su intranquilidad fumando otro cigarrillo (y yo acompañándolo) pensaba que hasta que punto lo que decía era verdad, las personas antes de el ya lo habían intentado y todos habían fracasado.
Tomo una bocanada de mi cigarrillo y despejo mi mente, finalmente decido ir por una apuesta mayor.
-…primero…necesito saber si están vivos.

El tipo no se tomo el tiempo ni para pensar y respondió con total seguridad
-Eso si te lo puedo asegurar.

Aquella respuesta tan rápida lograba que una bruma de pensamientos y sentimientos se apoderaban de mi, una pisca de esperanza volvió a mi…ya había jugado asi antes y lo volverían hacer con tal de hacerme cooperar. Yo no podría aceptar ese tipo de insolencias por lo que decidí gritar y argumentar en contra de aquella falsedad
-Mentira…¡MIENTES!

Me respondió con un mas convicción pero aun se notaba su falsedad, me negaba a confiar en el y necesitaba una prueba, Dimitri Lambda me respondió con una calma incompresible, incluso amenazadora en comparación a mi respuesta
-Tranquilo, comprendo tu situación pero por favor recuerda lo que hablamos.

El tipo tenia razón, estaba actuando de forma muy errática y debía enfocarme, por lo que decido ir con todo. Antes de responder tomo aire y me calmo.
-Necesito hablar con ellos antes de empezar a acordar términos.

En ese preciso instante vi como su expresión facial cambiaba lentamente, de forma casi impredecible pero suficiente para saber que estaba en apuros y en que las piezas de este ajedrez realmente se pondrían aprueba
-Hablaras con ellos, hay un pequeña condición…

El tiempo se volvía un factor cada vez mas importante, y el dialogo se transformaba en una verdadera arma de doble filo. Debía ser cuidadoso y mucho menos errático
-No…nada de condiciones, solo necesito hablar con ellos…

Con esa ultima afirmación el supo realmente que no habría otra forma para hacerme hablar, ni otra condición que poner sobre el campo, solo hechos…Aun me revolvía el estomago cuanto mas duraría esto, en que momento llegaría la oportunidad de lograr salir…

Dimitri sabiendo que no hablaría de otra forma simplemente se limito a advertirme si hablaba de mas
-Bien si es lo que tanto quieres lo tendrás, pero solo recuerda no hablar de esto…

Saco un pequeño móvil de su bolsillo y tecleo rápidamente en este ultimo una serie de números.
Cada momento que pasaba mi corazón se aceleraba y yo pensaba sobre la verdad en las palabras de este hombre, pensaba en cuando acabaría todo esto…y de no ser asi, que no sea en vano.

El móvil marcaba y Dimitri se encontraba mirando no específicamente aquel cristal, mas bien como si lo hiciera a través de este de la misma forma en que los segundos pasaban y el timbre sonaba cada vez mas lograba observar como su cara, la cual a pesar de estar casi inmutada cambiaba lentamente cada vez que el timbre de la línea sonaba y nadie respondía. Quizás esto seria su rey en la ultima línea del tablero…finalmente el timbre cesa y los segundos pasaron lentamente en completo silencio, la cara de Dimitri Lambda se encontraba totalmente seria y los segundos pasaban… uno…dos…tres y todo se congelaba en el preciso instante en que desde el otro lado de la línea se escuchaba una dulce e inolvidable voz decir
-¿Hola, hay alguien ahí?

Ver Anexo Llamada Telefónica.

-Espero que la dulce charla te haya servido a despejar la mente…ahora, por favor recuerda que estoy dispuesto a ayudarte, a que logres hablar con tu familia cada mes, a que tengan y tengas una mejor condición de vida por tu servicio a corvus
-¿Como me aseguras que sera asi? no hay forma en que personas como tu puedan cumplir su palabra…ya lo he vivido y visto antes.
Mis últimos trucos ya no servían debía pensar en algo mas…debía actuar sin pensar.
-Mientras cooperes te aseguro que tu familia estará bien y que tendrás un par de comodidades como una habitación para ti solo…
-…No lose…Mientes…
-Debes comprender, que el mundo que conocías ya no existe…hay algo que tu aun no entiendes…hay personas que realmente te harán sufrir. Debes comprender, hasta que punto crees tu que todo esto ha sido en vano…hasta que punto ellos dependen de ti…
Como el dependía de ellos… de su familia, realmente me revolvía el estomago pensar en que como aquel hombre se mantenía aun cuerdo incluso ante todas estas adversidades. Me hacia sentir culpable en cierto sentido…pero me tocaba dejar la ultima ficha en el campo antes de que todo esto terminara.
-Se que han sido muchas noticias y que difícilmente me puedes creer pero te dejare mi tarjeta, si cambias de opinión, di en voz alta lo que dice y yo asistiré a cumplir mi palabra.

-Eso lo veremos…

En ese instante en que la luz de la habitación se apaga y le lanzo el café caliente en direccion su cara, rápidamente tomo la silla y le propino un fuerte golpe con la silla en su cara. El cabron pensó que esa seria su ultima carta cuando era yo el que la tenia, corro rápidamente hacia su cuerpo desplomado y tomo su tarjeta…sabia con exactitud que las puertas de seguridad aun tenían energía de reserva…y pienso, me quedan 13 minutos…

Tomo rápidamente la silla para proseguir con mi huida. Abro la puerta y golpeo con la silla al primer cabron junto a la puerta… comienzo a correr con toda mis fuerzas, ya había esperado lo suficiente y había funcionado…como de costumbre las paredes blancas indicaban siempre el camino mas próximo hacia la salida, y por suerte, estas indicaban que al final de este interminable pasillo estaba mi libertad. Sin pensarlo dos veces comienzo a correr hasta mas no poder.

Finalmente llego hasta la puerta al final de este interminable pasillo y pienso…quedan 9 minutos… en el instante en el que intento deslizar la tarjeta por el interruptor de la puerta, esta se abre y dos cabrones corpulentos vestidos de negro y con una mascara de gas lo suficientemente ajustada para no dejar ver su cara me apunta con su fusiles en dirección a mi cara mientras se dirigen a mi con un tono prepotente
-¿Perdón pero hacia donde ibas?

No lograba comprender que estaba pasando…que había pasado. Despejo mi mente y rápidamente me doy cuenta que por esa puerta no lograrían pasar ambos…astutamente dejo caer la tarjeta y mientras estos cabrones desvíaban su vista fuera de mi, me agacho a media altura y arremeto contra el primero frente a mi. Desvió su rifle lo mas rápidamente para que salga de mi dirección mientras le doy un merecedor rodillazo en su estomago…lo suficientemente fuerte para hacerlo llorar. A pesar de esa astuta tecnica no fui lo suficientemente rápido…en ese mismo instante el segundo toma su porra eléctrica y me golpea lo suficientemente fuerte en la espalda como para hacerme caer completamente paralizado al piso mientras me grita
-¡ALTO AHI CABRON!

En la dirección contraria mientras me revuelco de dolor llega rapidamente corriendo Dimitri con moretón azul en toda su frente, a decir verdad no lucia para nada feliz. Finalmente se para frente a mi y dice con un tono que exclamaba odio y furia en cada una de sus palabras
-¡Llévenselo de aq-
-¡Corvus Ocultus!
-…hijo de p-…bien, hora del "viaje feliz".

En ese instante el tipo que aun tocia por el rodillazo saca su porra eléctrica y mira a Dimitri, este ultimo asiente…seguido de eso, me concede un golpe lo suficientemente fuerte como para que pierda la consciencia…